Ficha Jurisprudencial

Instituto Jurídico

Exigencia de debida motivación y fundamentación en toda negativa de acceso a la información dispuesta por autoridades de las Fuerzas Armadas basada en el carácter secreto e inviolable de la documentación clasificada.

Número de sentencia

SCP 0280/2013

Resumen del precedente

Lesiona el derecho de acceso a la información, la negativa de las autoridades de las Fuerzas Armadas del Estado (FFAA), de dar a conocer la información, alegando el carácter secreto e inviolable de la documentación, sin la debida la motivación y fundamentación.

Transcripción del precedente:

FJ. III.3. "Ahora bien, para resolver la presente problemática corresponde determinar si la documentación referida a ascensos a Generales de Brigada debe considerarse reservada y secreta respecto a los aspirantes a dicho grado, lo cual se establecerá a la luz de los límites legítimos de acceso a la información. a)         La limitación al derecho a la información debe estar prevista expresamente en la ley (principio de reserva de ley), en este sentido el art. 109.II de la CPE establece: “Los derechos y sus garantías sólo podrán ser regulados por la ley”, por consiguiente, el principio de reserva de ley o reserva legal evita la discrecionalidad o arbitrariedad de la autoridad en este caso militar. En ese contexto, resulta viable concluir que, los accionantes presentaron varias notas e incluso una orden judicial solicitando conocer diferentes documentos relacionados al proceso de ascenso a Generales, recibiendo por respuesta que no correspondía, en función a lo dispuesto por el art. 98 de la LOFA, que establece: “La documentación clasificada del Escalón del personal de las Fuerzas Armadas, tiene carácter secreto e inviolable. Esta condición podrá únicamente ser levantada: a) Por petición motivada del Poder Legislativo. b) Por orden judicial del Juez competente, mediante auto motivado en proceso formal. (…) De lo anterior puede extraerse que, no existe ley expresa que establezca reserva de ley respecto a la documentación que sustenta los ascensos a Generales de Brigada con relación a los aspirantes a dicho grado. En este sentido, para este Tribunal queda claro que, no es suficiente que una autoridad militar califique una información como reservada sino debe acreditar dicha calidad y esa naturaleza mediante una adecuada fundamentación, pero en el caso concreto, simplemente se invocó el art. 98 de la LOFA aspecto que por sí mismo vulnera los derechos de los accionantes. (…) En efecto, si el ascenso a Generales de las Fuerzas Armadas está relacionado a la seguridad y defensa nacional, entonces, para evitar que el servicio se desvíe a otros fines ajenos a la institución castrense o intereses foráneos, la publicidad y transparencia en el proceso de selección a todos los candidatos, debe permitir -sin duda- la profesionalización militar, en la medida que el mérito sea el criterio rector en la elección, debiendo tenerse presente el razonamiento de la SCP 1250/2012 de 20 de septiembre, cuyo entendimiento estableció que, todo candidato a un cargo de decisión voluntariamente admite la restricción de su derecho a la intimidad en todo lo referido al desempeño de la función pública que realizará o realiza. (…) En el presente caso, los demandados, ante la orden judicial de la Jueza Séptima de Instrucción en lo Civil, de 9 de mayo de 2012, a través del Jefe del Departamento de Recursos Humanos del Ejército, respondieron mediante oficio 308/12 de 30 del mismo mes y año, comunicando la imposibilidad de otorgar la información requerida, por tener carácter secreto e inviolable conforme dispone el art. 98 de la LOFA; empero, no efectuaron fundamentación alguna respecto al tipo de proceso u orden judicial, que a criterio de los demandantes, cumpliría con lo exigido en la precitada norma. Posteriormente, mediante diferentes escritos, los demandantes solicitaron al Tribunal del Personal del Ejército, Tribunal Superior del Personal de las Fuerzas Armadas y al Inspector General del Ejército, información referente a la calificación del ascenso; sin embargo, dichas peticiones fueron respondidas negando la concesión de la información solicitada, citándose en todas las respuestas el art. 98 de la LOFA, sin mayor fundamentación alguna del motivo por el que dicha información tendría el carácter de secreto, cuando conforme lo referido en los fundamentos precedentes, el proceso de ascenso debe ser accesible a todos los postulantes, donde prime la transparencia y no así la discrecionalidad. En efecto, los accionantes acreditaron interés en conocer la información correspondiente al proceso evaluativo, pues sus postulaciones se debió a la confianza de que -en su criterio- les correspondía ascender; por lo que, legítimamente cuentan con el derecho a conocer dicha información y, la negativa en el presente caso, con la simple invocación errónea del art. 98 de la LOFA, vulnera el derecho a la información y a la petición por falta de congruencia entre el contenido de la respuesta y lo solicitado"

Comentario de linea:

Las exigencias de motivación y fundamentación de toda negativa de acceso a la información dispuesta por autoridades públicas que ha establecido, se constituye en un precedente de estándar más alto respecto al establecido en la SCP 0579/2012.

Descargar sentencia aquí