La detención domiciliaria puede ser cumplida en cualquier inmueble sin importar el título de posesión del mismo.